Home > Niños > Enfermedades Niños > Cómo detectar la hipermetropía en niños

Cómo detectar la hipermetropía en niños


Cómo detectar la hipermetropía en niños

Cómo detectar la hipermetropía en niños. ¿Has notado que a tu hijo le duele la cabeza, fuerza la vista o el lagrimeo y parpadeo es constante? ¿No sabes a qué se puede deber? Pueden ser algunos de los factores para saber cómo detectar la hipermetropía en niños, que es justamente lo contrario a la miopía, ya que el niño vería bien de lejos pero mal de cerca. Por lo que si has notado estos síntomas, no dudes en llevar al pequeño al oftalmólogo, que será el que ponga el tratamiento adecuado, en la mayoría de las ocasiones que pasará por poner gafas, aunque es un problema que se puede solucionar con el tiempo.

Muchas veces nos paramos a pensar cómo es la vista del bebé, pero a medida que van creciendo, los pequeños de la casa también pueden tener problemas de visión y, para que no lo pases por alto, te vamos a dar una serie de consejos para saber cómo detectar la hipermetropía en niños. Atenta.

Hipermetropía: En qué consiste

Para detectar la hipermetropía en niños, tenemos que saber que es todo lo contrario a la miopía, es decir, el niño ve bien de lejos pero mal de cerca. Esto sucede porque las imágenes se enfocan por detrás de la retina, llevando a que los niños no vean igual de nítidos los objetos más cercanos.

Hipermetropía: Cómo detectarla

Alguno de los síntomas que debes tener en cuenta a la hora de saber cómo detectar la hipermetropía en niños son los siguientes:

  • Dolor de cabeza al realizar actividades que obligan a mirar de cerca durante mucho tiempo.
  • Ojos cargados.
  • Picor de ojos.
  • Párpados rojos.
  • Torcer los ojos.
  • Lagrimeo y/o parpadeo frecuente.
  • Generalmente suelen preferir jugar al aire libre.

Hipermetropía: Cómo tratarlo

  • Las gafas son la solución más habitual tras haber detectado la hipermetropía en niños, pero su uso dependerá del número de dioptrías que tenga el pequeño y cuánto afecte la hipermetropía a la vida del niño, porque el uso de gafas puede ayudar a los niños a estudiar, a jugar mejor o simplemente, a ver la televisión o la pantalla del ordenador.
  • Este problema puede (y suele) corregirse con el tiempo, siempre que se siga el tratamiento más adecuado y seguimos las indicaciones del oftalmólogo. De forma natural, puede corregirse  a partir de los cinco años de edad, pero hay que estar atentos, y no faltar a las visitas al oftalmólogo.

Lo mejor es que estés atenta a los cambios que puede sufrir tu hijo y antes de nada, acudir al oftalmólogo para que te dé un diagnóstico concreto y tras ello, empezar un tratamiento, porque hemos indicado, la hipermetropía se puede corregir de manera natural, y si tienes cualquier duda, el médico te ayudará a solucionarlo.

Así que si ves que tu hijo se queja de dolor de cabeza, parpadea o lagrimea en exceso, tiene los ojos rojos o le pican, no lo dejes de lado, porque pueden ser síntomas claros para saber cómo detectar la hipermetropía en los niños, ¿lo has apuntado?

Fuente Foto – Google Images

También puede interesarte
El nistagmo: causas y tratamiento de este trastorno visual
El nistagmo: causas y tratamiento de este trastorno visual
La foria ocular: definición, tipos y tratamiento
La foria ocular: definición, tipos y tratamiento
Retinosis pigmentaria: Síntomas y tratamiento de la enfermedad ocular
Retinosis pigmentaria: Síntomas y tratamiento de la enfermedad ocular
Ojos irritados y rojos: Causas y remedios caseros eficaces
Ojos irritados y rojos: Causas y remedios caseros eficaces