Home > Salud > Blanqueamiento dental casero: Tratamientos efectivos

Blanqueamiento dental casero: Tratamientos efectivos


Blanqueamiento dental casero: Tratamientos efectivos

¿En qué consiste el blanqueamiento dental casero? Una sonrisa perfecta requiere no sólo que nuestros dientes estén bien colocados, sino que estén blancos. Malos hábitos como fumar, no cepillarse los dientes después de las comidas e incluso el abuso de café, pueden hacer que los dientes se vayan coloreando en un tono amarillento poco atractivo. En Mujeralia te damos la solución para blanquearlos desde casa, toma nota. 

La higiene bucal es fundamental para lucir una sonrisa de película. Lavarse los dientes después de las comidas, usar seda dental y un colutorio adecuado serán tus mejores aliados. Las encías inflamadas son otro de los males que nos acecha a menudo, pero que también puedes evitar con una limpieza adecuada.

Uno de los mejores trucos es optar por una pasta dentífrica blanqueante. Aunque no será la solución definitiva, te ayudará al menos a que no se te sigan oscureciendo. Aun así, te ofrecemos las técnicas más efectivas para que las realices por ti misma en casa:

  • Blanqueamiento dental con bicarbonato y limón. Después de cepillarte los dientes como cualquier otro día, cepíllalos de nuevo con un poco de bicarbonato y otro poco de limón (sólo si tienes manchas en las piezas). A continuación enjuágate bien para acabar con cualquier resto  y vuelve a cepillar los dientes con la pasta habitual. El limón es muy ácido, por lo que este método sólo deberás llevarlo a cabo de vez en cuando.
  • Blanqueamiento con aceite de sésamo. Únicamente mantén en la boca mientras haces gárgaras dos cucharadas soperas de este tipo de aceite. Repártelo bien por toda la boca, pero no lo tragues. Hazlo durante cinco minutos siempre que te laves los dientes, notarás rápidamente los resultados.
  • Blanqueamiento con agua oxigenada. Hazte con agua oxigenada de diez volúmenes, nunca más ya que es abrasiva. Relaiza el enjuague antes de irte a la cama durante 20 segundos, no más tiempo. Repite esta operación dos veces por semana.
  • Blanqueamiento con sal fina y limón. Sólo debes utilizar esta técnica si tienes manchas en los dientes. En un recipiente mezcla una cucharadita de café de sal final y añade gotas de limón hasta que se forme una masa compacta. Después cepilla tus dientes y aclara con abundante agua. Sólo debes hacerlo de vez en cuando, ya que la sal es abrasiva.

Estos métodos caseros los podrás realizar siempre que antes consultes a tu odontólogo, ya que si tienes problemas periodontales, caries o dientes en mal estado, algunos de ellos no son recomendables.

Por eso la mejor opción es que acudas al dentista y le hables de tu problema. Actualmente existen tratamientos que no son demasiado caros pero que sí ofrecen unos resultados óptimos. Por otra parte, dejar de fumar será una de las mejores soluciones a tu problema y además, tu organismo te lo agradecerá.

Fuente Foto – Google Images

También puede interesarte
¿El complemento perfecto para tu look? ¡Tu sonrisa!
¿El complemento perfecto para tu look? ¡Tu sonrisa!
Los 5 dulces de Navidad que más perjudican tus dientes
Los 5 dulces de Navidad que más perjudican tus dientes
Mal aliento: Causas y remedios caseros a la halitosis
Mal aliento: Causas y remedios caseros a la halitosis